SACRIFICIO AMBIENTAL, SACRIFICIO DEL PAISAJE

Paisajes Tejidos
Ivette Hevia Noa para LOFscapes
30.04.2019
(1) Félix Leblanc, Lota Bajo, hacia 1950 (1950) – ©Memoriachilena.gob.cl
(2) Vista aérea del Humedal Boca Maule, comuna de Coronel– ©Google Maps
(3) Nata !, Humedal Boca Maule (2012) ©Flickr

Coronel y Lota son dos de las ciudades más antiguas de Chile, en ellas podemos encontrar una variedad de paisajes, desde lo industrial a lo más intocado, tales como ciudades, fábricas, minas de carbón abandonadas, el mar y humedales. Ambas a su vez se encuentran dentro de las llamadas “Zonas de Sacrificio Ambiental.” ¿Qué ocurre con los sistemas naturales como los humedales cuando las condiciones ambientales no son favorables? ¿Cuáles son las medidas que se han tomado y qué se espera lograr con ellas?

Environmental Sacrifice, Sacrifice of the Landscape

Coronel and Lota are two of the oldest cities in Chile, in them we can find a variety of landscapes, from the industrial to the untouched, such as cities, factories, abandoned coal mines, the sea, and wetlands. Both at the same time, are found in the called “Environmental Sacrifice Zones.” What happens to the natural systems like the wetlands when the environmental conditions are not favourable? What measures have been taken and what is expected to be achieved with them?

El patrimonio minero de carbón encuentra sus orígenes a mediados del siglo XIX, cuando este mineral era la principal fuente energética por su uso en transportes a vapor. Es precisamente en esta época y debido al auge extractivo, que comienzan a desarrollarse y a expandirse en términos urbanos algunas de las ciudades más antiguas de Chile: Lota y Coronel, ubicadas en la Región del Biobío. Emplazada junto al océano pacífico, Lota es la comuna chilena con la mayor cantidad de monumentos reconocidos como patrimonio histórico, según Sernatur (1). Fundada a inicios de 1662 por el Gobernador Ángel de Peredo, fue nombrada como “Santa María de Guadalupe” y posteriormente reconocida como ciudad el 5 de enero de 1875. Va a ser a mediados del siglo XX cuando iniciará su declive, debido al cambio de matriz energética en el país tras la introducción del petróleo e hidroelectricidad (2).

(1) Ver: Sernatur: Biobío es tuyo. Visto en <http://www.biobioestuyo.cl/destino/lota/>
(2) Ver: Rodríguez Torrent, Juan Carlos, & Medina Hernández, Patricio. Reconversión, daño y abandono en la ciudad de Lota. (Concepción: Atenea, 2011). (504), 147-176. Visto en <https://dx.doi.org/10.4067/S0718-04622011000200009>


Lota y Coronel poseen un paisaje industrial que dialoga con uno de índole natural, constituyendo un patrimonio basado en su historia productiva y cultural. Actualmente ambas se encuentran en el listado de “Zonas de Sacrificio Ambiental,” es decir donde se priorizan las actividades asociadas a la industria o extracción de recursos naturales por sobre el cuidado de ecologías existentes y los habitantes, dejando a ambas ciudades y alrededores en una condición vulnerable. Durante el período de Gobierno de la presidenta Michelle Bachelet (2014-2018), se buscó asumir un compromiso para generar un plan nacional de recuperación de estas zonas mencionadas anteriormente bajo el concepto de “Equidad Ambiental,” diseñando e implementando el “Programa para la Recuperación Ambiental y Social (PRAS) para Coronel y otras zonas comprometidas ambientalmente. (3) Entre tanto, se actualiza el Plano de Desarrollo Comunal (PLADECO) 2016-2020, en el cual se evalúan las condiciones y riesgos ambientales, como la calidad del aire, contaminación de aguas costeras y fluviales, pasivos ambientales, vectores asociados a residuos, entre otros. El PRAS se encuentra aprobado y publicado desde el año 2018, sin embargo, aún no existe la plataforma de seguimiento que fue propuesta por el Ministerio del Medio Ambiente. Respecto al PLADECO, aún no ha sido ratificado.

(3) Ver: Coronel: Programa para la recuperación ambiental y social, Ministerio de Medioambiente.


La percepción de la comunidad frente a la condición de riesgo se manifiesta explícitamente en el capítulo 2 del PRAS: “Caracterización Ambiental y Social del Territorio:” “Específicamente preocupa la situación de los humedales que están siendo afectados por el crecimiento urbano y por su uso como basurales… A esto se suma la preocupación por la pérdida de biodiversidad producto de la tala de bosques nativos…La falta de una planificación urbana adecuada… ha llevado a una pérdida de la calidad del paisaje y a un deterioro de la calidad de vida…” (4). Por su parte, la reacción de las autoridades se materializa en una propuesta de gestión territorial el año 2014, cuando se ingresa un proyecto de ley para crear el “Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas” y el “Sistema Nacional de Áreas Protegidas,” los cuales buscarían hacerse cargo de la conservación de la biodiversidad en todos sus niveles, generando instrumentos para la conservación de ecosistemas en riesgo, conservación de especies nativas y conservación de humedales entre otros. No obstante, tampoco este proyecto de ley se encuentra aprobado.

(4) Ver: Coronel: Programa para la recuperación ambiental y social, Ministerio de Medioambiente. “3.2.8.1.1 Percepción de la comunidad”


Lo preocupante es que en el “Tercer Reporte del Estado del Medioambiente” de 2017, respecto a Biodiversidad, se indica que más del 50% de las especies estudiadas de anfibios se encuentra en peligro de extinción. Este tipo de especies forman parte de la biodiversidad de humedales, por lo que podemos deducir que la razón de su afectación se produce en su medio acuático, lugar donde éstas se reproducen. Queda así en evidencia que al poner en peligro los sistemas del medio no solo se modifica el paisaje, sino también se altera la biodiversidad que forma parte del lugar.

Las autoridades han tratado de preservar y recuperar la riqueza ambiental de sitios como el Humedal de Boca Maule por medio de un plan maestro. Dentro de las soluciones propuestas del PRAS, se encuentran el reconocer y recuperar los humedales, certificar ambientalmente las escuelas de la comuna para fomentar la cultura ambiental y reconocer el humedal Boca Maule específicamente, como santuario de la naturaleza debido a su importancia arqueológica, científica, cultural y biológica, las últimas con prioridad alta. Una de las medidas propuestas fue proponer el humedal como Santuario de la Naturaleza, pero obtuvo el rechazo por parte del Consejo de Monumentos Nacionales en 2015, por ser considerado poco relevante. Esta visión omite la importancia de la recuperación de diversos sitios para la estabilización de un sistema mayor.

Los últimos esfuerzos se han desarrollado el 2018, creando un “Plan Nacional de Protección de Humedales 2018-2022” que busca detener el deterioro de los humedales y preservar la biodiversidad existente, entregándose la calidad de área protegida, para luego convertirse en Parque Nacional o Monumento Natural. Dentro de este listado se encuentra Boca de Maule. Según este estudio, en la Región del Biobío se encuentra la menor cantidad de humedales protegidos del país (y muy por debajo del 17% mínimo de la meta 11 establecida en la Convención de Diversidad Biológica de la COP 10), y a la vez esta región es la sexta con mayor superficie de humedales dentro de Chile (alrededor de 54.333 m2). (5)

(5) Ver: Plan Nacional de Protección de Humedales 2018-2022, División de Recursos Naturales y Biodiversidad Ministerio del Medio Ambiente


Concluyendo, es necesario proteger humedales, no solo en este sector sino en todo el país. Soluciones en papel no sirven si no se implementan con convicción y decisión, pues cada vez más paisajes como este pierden su biodiversidad y con ello su belleza natural; convirtiéndose en páramos inhóspitos, incluso para nosotros mismos.

«Creemos ser país

y la verdad es que somos apenas paisaje.»

Nicanor Parra, Tres Poemas: Chile

Ivette Hevia Noa. Estudiante en proceso de tesis de MA Landscape Architecture de Hochschule Anhalt University of Applied Sciences, Alemania y Arquitecta de la Universidad de Santiago de Chile. El texto está desarrollado dentro del marco de la tesis de la autora.


(2) Vista aérea del Humedal Boca Maule, comuna de Coronel– ©Google Maps
(3) Nata !, Humedal Boca Maule (2012) ©Flickr
REVISA OTRAS COLUMNAS DE ESTA SECCIÓN


2019-10-28T17:26:18-05:00