LA BASURA QUE NO QUEREMOS VER

LOF·drone
Fotosaereas para LOFscapes
17.09.2019
(1) Dorsal 1 © Fotosaereas para LOFscapes
(2) Petersen1 © Fotosaereas para LOFscapes
(3) Petersen 2 © Fotosaereas para LOFscapes
(4-6) Parque de la Familia © Fotosaereas para LOFscapes

Hace años que el Río Mapocho dejó de llevar aguas servidas en su torrente. En el sector Oriente de Santiago, sin olores y bordeado por parques y ciclovías, es una maravilla urbana. Pero hay un Mapocho que aún está en abandono y con serios problemas de basura; el Mapocho Norponiente, el cual es revelado aquí en fotografías.

The Trash we DON’T want to see

Years ago, the Mapocho River stopped carrying sewage into its torrent. In the East sector of Santiago, without smells and bordered by parks and bike paths, it is an urban wonder. But there is a Mapocho that is still abandoned and with serious garbage problems; the North-Western Mapocho, which is revealed here in photographs.

En la ribera sur del río Mapocho, desde el Parque de la Familia (ex Parque Renato Poblete) en la comuna de Quinta Normal hasta Petersen en Cerro Navia, existen vertederos ilegales de basura y escombros. Allí llegan cientos de kilos de desechos botados por inescrupulosos que poco ayudan a la salubridad urbana, promoviendo a su vez la delincuencia, estigmatizando y poniendo en riesgo a la población que ahí habita. Bandas organizadas —porque para mí son delincuentes— controlan estos espacios con sus desechos. Incluso han empeorado la situación de una toma que existe frente al Parque de la Familia. Esta situación ocurre sin ninguna política medioambiental que busque evitar estas prácticas y/o sancionar a estos culpables.

A pasos de la ciclovía, parte del proyecto Parque Mapocho Río, o desde la Costanera Norte en dirección al Oriente, es posible ver cómo se queman plásticos, neumáticos y escombros por la nube de humo negra que emana en la zona. El 25 de noviembre del 2018 el Ministerio de Vivienda y Urbanismo anunció el proyecto mencionado; le entregaría espacios de calidad a zonas de menores ingresos. Hasta la fecha esto no ha cambiado. 

Las esperanzas están puestas en COP25, evento que ha motivado a la activación de diversos proyectos medioambientales. Sin embargo, se espera que esto no quede ahí, que se implementen políticas que castiguen estas prácticas que no solo provocan un daño ecológico, sino también uno social. Es un paisaje del desecho que se puede revertir.

Gonzalo Zúñiga, periodista y creador de @fotosaereas

2019-10-28T17:23:49-05:00