HERRAMIENTA SENSIBLE CON PERSPECTIVA DE GÉNERO PARA LA IDENTIFICACIÓN DE PAISAJES VULNERABLES

Paisajes Visualizados
Constanza Contreras S. para LOFscapes
25.08.2020
(1) Infografía Conjunto y superposición de Rosas de medición según tramos etarios – Paleta perceptual de sentidos © Constanza, Contreras S. para LOFscapes

Una herramienta para hacer ver la sensación de vulnerabilidad en la ciudad y con perspectiva de género, es lo que propone Constanza Contreras S. en esta publicación.

Con las palabras de Pallasmaa, la autora nos introduce la importancia de la experiencia en la planificación y modificación del paisaje urbano: Múltiples sentidos contribuyen a la experiencia de un espacio. La apariencia de un espacio es tan importante como la forma en que se siente y no debería considerarse como un único objeto, sino como una serie de momentos percibidos por los usuarios.

(1) J, Pallasmaa, Los ojos de la piel. La arquitectura de los sentidos
(España: Gustavo Gili, 1996)

La serie de representaciones aquí dispuestas fueron desarrolladas para la tesis titulada “Paisajes Vulnerables, bases para la construcción de una ciudad sana desde el espacio público con perspectiva de género”, guiada por el profesor Mario del Castillo Oyarzún,  dentro del Magister de Paisaje y Territorio de la Universidad Diego Portales en Santiago de Chile, validado a su vez por la Università IUAV di Venezia.

La tesis se basa en que el concepto de salud en nuestras ciudades ha cambiado de enfoque. Ya no es un tema exclusivo de sanidad asociado al cuerpo, trasladándose desde el individuo a la sociedad estableciendo modelos (2). “La ciudad sana crea y mejora el entorno físico y el contexto social, y ha de representar la capacidad del entorno construido de satisfacer, en términos cualitativos y cuantitativos, las necesidades de la población” (3).

(2) H, Barton, City of Well-Being: a Radical Guide to Planning (EE.UU: Taylor & Francis Group, 2016)
(3) Traducción de la autora, cita original: “La qualità della vita non è del resto riducibile al solo benessere psicofisico degli individui e di una comunità, ma è ancorato anche ad un sistema di valori da comprendere in un equilibrio dinamico tra individuo, società ed ambiente. In questo senso il progetto della città e dei suoi spazi condivisi, si misura con una domanda sempre più consapevole di integrare le diverse dimensioni fisiche, fenomeniche, ecologiche e ambientali, con una qualità da comprendere nella forma e nella struttura della città”.
M,Vanore, M, Triches, Del prenderse cura: abitare cittá-paesaggio (Italia: Quodlibet, 2019)

En base a lo anterior, una ciudad sana aborda la percepción y efectiva seguridad de sus habitantes. Específicamente en Alto Hospicio (caso de estudio), al igual que en otras concentraciones urbanas,  se han desarrollado espacios de vulnerabilidad vinculados a la seguridad de sus ciudadanos y, en particular, de las mujeres.

Los métodos tradicionales de lectura, medida y construcción de los espacios urbanos contemporáneos, son insuficientes para visibilizar estos paisajes vulnerables, en tanto solo consideran factores cuantitativos que tienden a generalizar y estandarizar la mirada de la vida cotidiana urbana, excluyendo las experiencias de vida de los que habitan la ciudad. La metodología utilizada para el desarrollo de este estudio propone abordar variadas dimensiones del espacio público y con perspectiva de género. La hipótesis es que la experiencia de las mujeres está condicionada por su género, experimentando el espacio público con grados distintos de sensación de vulnerabilidad en contraste con otros usuarios.

Así, la herramienta que incluye entrevista y representación, pretende ser un puente, entre lo técnico y lo perceptual, humanizando los instrumentos de planificación desde la construcción, mediante el dibujo y análisis de la experiencia intangible. La herramienta presenta una noción multicapa, incluyendo diversos indicadores generados a partir de un esquema matriz de indicadores generales (ver imagen 05) que da cuenta de una visión integral de tres principales conceptos de valoración (Paisaje urbano, Espacio público y Vulnerabilidad) y cruce entre ellos, lo que deja entrever la real complejidad del espacio público urbano.

El cruce de las distintas valoraciones han de verse con los ojos de los que habitan el lugar. Por tal razón, el esquema matriz de indicadores necesita una adaptación específica con cada caso, activando solo aquellos indicadores que mejor se vinculen con ellos y que puedan ser compatibles y visibles con y en el lugar.

Por ejemplo, en la imagen 01 se consideraron 24 indicadores según las condiciones y características específicas del lugar para poder apreciar el cruce de los conjuntos de valoración. Por un lado, los indicadores de Tipo A: Objetiva – Perceptual, son evaluados directamente por la comunidad mediante la experiencia propia, mientras que los indicadores de Tipo B: Estadística, se encuentran sujetos a datos sociodemográficos y socioeconómicos.

Los resultados (ver imagen 02) mostraron que efectivamente existe una segregación en el uso del espacio público. Tal segregación se vió incrementada por dos variables: La primera, el tramo etario donde se evidenció que el tramo etario 03 (<65 años) es el grupo más afectado y con una autonomía en situación crítica en comparación a otros tramos. La segunda, el género. Se comprobó que el género femenino se encuentra en una situación levemente más crítica que el género masculino, confirmando que el género femenino mantendría una experiencia tiempo-espacio distinta en comparación al género masculino.

Finalmente la imagen 04 ordena y georeferencia las observaciones de las entrevistadas, ofreciendo un panorama de aquellos puntos más vulnerables. A partir de estos puntos críticos, es posible identificar elementos que estructuran la condición de vulnerabilidad desde acciones espaciales. Cada uno de estos elementos es determinado por un desglose de percepciones sensoriales asociados a 7 puntos de intervención a lo largo de las piezas urbanas.

En síntesis, la herramienta mostró ser de gran utilidad para analizar, evaluar y proponer mejoras en el caso, donde se pudieron identificar y espacializar las condiciones vulnerables de paisajes urbanos. El análisis permitió visualizar directrices de planificación y posibles estrategias de intervención que permitan modificar el espacio público y equiparar el acceso a oportunidad para todos desde la equidad. A la vez, fue posible identificar aspectos comunes de puntos críticos entre los diferentes tramos etarios y géneros, lo que permitió establecer una línea de operación que integra la transversalidad de género.

Si bien la planificación y el diseño urbano no solucionan necesariamente el origen de los problemas de vulnerabilidad, sí son capaces de incrementar o disminuir la desigualdad en que las personas viven el espacio. Independiente de que el peligro percibido sea real o no, la experiencia de los usuarios puede conducir a un cambio de conducta.

Considero esencial comprender la ciudad desde lo cotidiano y lo sensible. Lo cotidiano es lo simple, pero a su vez lo constante. Mientras que lo sensible es aquello que en lo cotidiano determina una percepción particular. Aquí se propone que es la incorporación de ambos conceptos en las herramientas de transformación de la ciudad, lo que ayudaría a trasladar lo técnico a la realidad: reconocer y representar las experiencias son el primer paso para identificar nuestra diversidad. Si se continúa aplicando soluciones homogéneas a lugares con problemas complejos, estamos imponiendo una respuesta universal sin sentido local. Incorporar percepciones sensoriales es un camino para reconocer la diversidad funcional y de cuerpos: no todas las personas somos iguales, no existe la persona estandard.

Constanza Contreras Saffie. Arquitecta. Doble Título de UDP- Università IUAV di Venezia y Magister en Territorio y Paisaje UDP.

(2) Infografía Resultados Rosas de medición según tramo etario y género © Constanza, Contreras S. para LOFscapes
(3) Infografía Indicadores generales© Constanza Contreras S. para LOFscapes
(4) Infografía registro puntos críticos y percepciones sensoriales como determinantes de cada punto de intervención © Constanza Contreras S. para LOFscapes
(5) Esquema matriz de indicadores generales. © Constanza, Contreras S. para LOFscapes
2020-08-25T08:58:29-04:00
Go to Top