ESCALA Y COMPOSICIÓN DE UN PAISAJE PRODUCTIVO EN EL RÍO MAIPO

LOF·drone
LOF·drone para LOFscapes
Vídeo, Fotografía y Texto: Montserrat Castro U.
03.12.2019

La extracción de áridos, uno de los paisajes productivos de mayor presencia en el río Maipo, ha generado grandes cambios perceptibles en el territorio, donde es posible reconocer procesos de degradación ecológica en todo el lecho. Desde el aire es posible comprender la escala en la que estos paisajes se insertan directamente en la cuenca del río, conformando así pequeños parches productivos que en sumatoria desatan grandes repercusiones.

Scale and Composition of a Productive Landscape in the Maipo River
The extraction of aggregates, one of the productive landscapes with a greater presence in the Maipo River, has generated visible changes in the territory. You can easily recognize some processes of ecological degradation throughout the riverbed. From the air, it is possible to understand the scale in which these landscapes are inserted, forming small productive patches but with enormous repercussions.

 

La subcuenca alta del río Maipo, comúnmente denominado “Cajón del Maipo” cuenta con uno de los paisajes productivos más relevantes para la construcción de las mismas ciudades: la extracción de áridos.

Dado su pequeño tamaño, en términos de área, sobre el territorio y su ubicación en los cursos hídricos, suelen pasar desapercibidos. Sin embargo, estos pequeños puntos desde los cuales se extrae la materia prima para la construcción, se replican a lo largo del río Maipo en 37 zonas distintas. Situación que ocurre de manera análoga en varios ríos de Chile, conformando una red de miles de puntos de extracción en el territorio nacional.

Esta actividad, conforma un paisaje en constante transformación, en el cual podemos reconocer un evidente daño recibido por el suelo. Previo a las extracciones, el lecho del río estaba habitado por abundante vegetación riparia. Su erradicación hizo que la fauna, que dependía de ella, hoy ha debido migrar a zonas más silvestres. La topografía tampoco es la misma, ni su forma, ni su composición, ni su firmeza.

Estas faenas que han esculpido el río hacen ver la falta de conciencia respecto a los problemas asociados a la explotación. La industria, amparada en la venia minera, al carecer de regulaciones, excede las áreas de sus parches y cantidad de material extraído, negando la capacidad del río mismo para su propia regeneración. Así, las funciones ecosistémicas se ven afectadas, al igual que su rol social. Las extracciones, como trincheras, dejan sin acceso libre al río y a viviendas quitándole su potencial como balneario recreacional.

Por otro lado, de las faenas se obtiene el recurso base para la construcción, el sedimento. Éste es extraído de forma mecánica desde un caudal desviado, donde se procede a la posterior clasificación del material según tamaño, para luego ser llevado hacia los lugares de acopio y posterior venta del material.

Teniendo en consideración la importancia del recurso extraído, la propuesta tiene relación con manejar de manera adecuada el campo extractivo, que se devela en la mirada desde el drone. Comprender la manera en que el material puede ser restituido por el mismo caudal es clave para equilibrar producción y ecología.

Montserrat Castro Urrutia. Arquitecta, Magíster en Arquitectura del Paisaje, Pontificia Universidad Católica de Chile, 2017. Actualmente es arquitecta en Teodoro Fernández Arquitectos.

REVISA OTRAS COLUMNAS DE ESTA SECCIÓN
2019-12-02T21:33:41-03:00