BETTERLAND SCHOOL: TODOS SOMOS CREADORES DE PAISAJE

Futuriza: Panorama y Materia
Camila Medina N. para LOFscapes
10.09.2019
(1-4) Planos hechos en grupo, por alumnos de Betterland School

LOFscapes fue en mayo de este año a hacer una actividad a Betterland School, un colegio particular subvencionado en la comuna de Lo Barnechea. El taller “Una Aventura para Crecer” nos prestó una de sus sesiones para conversar y jugar en torno a la idea del paisaje. Vimos fotografías históricas de Santiago y de la comuna, nos contaron sobre cómo hicieron sus huertas y descubrimos la hermosa capacidad de observación que estaban desarrollando los niños en el taller.

We are all Landscape Creators

At the end of May, LOFscapes went to do an activity at Betterland School, a private-subsidized establishment in Lo Barnechea, Santiago of Chile. The workshop “An Adventure to Grow” lent us one of the sessions to make some activities around the landscape idea. We saw historical photographs of Santiago and the neighborhood, we asked about how they made their orchards, and we discovered the beautiful observation capacity that children had developed in the workshop.

A fines de mayo, como equipo LOFscapes, fuimos al colegio particular subvencionado Betterland School, en la comuna de Lo Barnechea a conversar y a imaginar paisajes. Con el permiso y apoyo de la dirección, de profesoras y el taller “Una Aventura para Crecer” hablamos con niños y niñas de entre 7 y 10 años sobre cómo todos somos creadores de paisaje y por lo tanto responsables de nuestro entorno.

“Una Aventura Para Crecer” es un taller educativo creado por Alejandra Gómez y Pamela Gómez, cuyo objetivo es estimular, ampliar y desarrollar estrategias de pensamiento y generar cambios conductuales y emocionales en niños de ambientes vulnerables.  Esto a través de múltiples actividades como la creación de un huerto, juegos colaborativos, experimentos, arte, desafíos intelectuales y éticos, etc. Su filosofía de trabajo se basa en los siguientes principios: generar un espacio seguro, sin roles preconcebidos, en el que cada niño se sienta libre de tomar riesgos; el rol del adulto es el de un facilitador siendo el niño el que realiza todo; proveer una experiencia de éxito en el logro personal para generar un cambio en la autoimagen. (1) Alejandra y Pamela nos comentan que la metodología de enseñanza usada es “Aprendizaje Basado en Proyectos.”  Este método busca desarrollar las llamadas habilidades del siglo XXI. Pensamiento crítico, autoeficacia, trabajo colaborativo, empatía, autonomía, iniciativa, entre otras, son lo que se espera que los niños/as participantes de este taller adquieran y potencien.

(1) Texto entregado por Alejandra y Pamela de Una Aventura para Crecer.

Una de las principales actividades que realizan es la creación del huerto. Desde la construcción del cajón, pasando por la preparación de la tierra, elección de las hortalizas que se quieren plantar, siembra, elaboración de un riego automático, hasta la maravillosa cosecha. En este proceso, los niños/as vivencian en primera persona la magia de un ciclo completo donde la participación de cada uno y de todos como grupo, los transporta a la realización y los logros. 

Alejandra y Pamela nos prestaron una de sus sesiones para poder hablar con su taller sobre paisaje, la última del primer trimestre escolar, ya habiendo plantado las hortalizas en la huerta. Asumimos el desafío de hablar no sólo de cómo los parques y plazas son el resultado del esfuerzo de personas, quienes gestionan, diseñan y construyen estos espacios, sino también de transmitir que al cuidar el paisaje nos estamos cuidando a nosotros mismos y así responder a la filosofía de “Una Aventura para Crecer.”

Preguntamos por si una fotografía de Torres del Paine era Paisaje.

Una niña dijo que sí, porque había vacas. “Es que nos enseñaron que existe el paisaje cultural, ese que está ocupado por las personas.” 

Preguntamos si conocían el Parque Quinta Normal. 

—“¿Quinta Normal? Ahí vive una tía” exclamo alguien al fondo —“a veces vamos en metro a visitarla.

—¡Y hay botes y personas! Así que ese también es un paisaje, dijo alguien más.

Les mostramos una fotografía antigua de Cerro 18 de 1952, tres mujeres posando en un gran pastizal. No reconocieron el lugar. Pero cuando mostramos una escena del Puente San Enrique, registro también histórico de la comuna, se les iluminaron los ojos a varios niños y niñas, porque reconocían el nombre “¡queda por acá cerca!” Con las fotografías actuales de la Parroquia Santa Rosa, la emoción ya era incontrolable: “Vamos con mi abuela todos los domingos” dijo una niña. “Arreglaron la entrada hace poco,” dijo una profesora al fondo.

Les preguntamos también por cómo habían hecho sus huertas, mientras en una diapositiva aparecían las palabras LIMPIAR, ORGANIZAR, PLANTAR, CUIDAR. Durante la conversación, uno de los niños, muy respetuoso, serio e interesado, nos cuenta que el vecino de su casa debería limpiar su patio, “si no limpia el patio, no van a crecer bien los árboles que tiene” dijo con una mirada preocupada, “está lleno de basura.”

Luego fuimos a jugar. Les propusimos que LIMPIAR, ORGANIZAR, PLANTAR y CUIDAR es algo que se puede ver en algunos objetos y acciones en nuestras plazas y organizamos una búsqueda del tesoro que decantó en un proceso de “diseño.” En la plaza de al frente, bastante bien mantenida, les pasamos una fotografía aérea por grupo para que pudieran dibujar elementos como basureros, jardineros, alcorques, árboles, regadores, etc. Primero, los que encontraban y luego, los imaginados. 

“¿Van a entender la fotografía aérea? Se preguntaban algunas profesoras. Pero inmediatamente después, un alumno exclama que la plaza estaba cambiada, que no está igual que en la fotografía. 

Al rato otro niño se acerca y nos dice: “Voy a dibujar los alcor… como era?” —Alcorques. Es una palabra complicada que no muchos conocen. —“Eso, voy a dibujar los alcorques.”

…y con lana nos dispusimos a trazar juegos de agua, bancas, basureros, regadores, pastos dibujados en sus “planos.” Reunimos a las niñas y niños y terminamos la jornada con una presentación del proyecto de cada grupo.

Agradecemos a la directora del Colegio Kate Spooner, no sólo por el espacio, sino también porque ha integrado iniciativas como el taller propuesto por Alejandra y Pamela. Quedamos sorprendidas por el interés de los alumnos y alumnas por aprender, por su capacidad de conversar sobre paisaje y de observar críticamente su entorno. El paisaje se construye y se cuida. El paisaje tiene una historia y cambia. Y la capacidad de las personas por cambiar el paisaje, no es solo negativa, como en una huerta que es sembrada y cuidada. Ser conscientes de esto ayuda a la sociedad a hacerse responsables, en una era donde urge el cuidado de la ecología y el desarrollo de una cultura más amable con su medio.

(5-11) Registro de la actividad
REVISA OTRAS COLUMNAS DE ESTA SECCIÓN


2019-10-28T17:27:33-03:00